sábado, 16 de mayo de 2015

Caos.

Y ahora es el preciso instante en que me da por llorar. 
Y que se yo por qué. 
Quizá me he hecho mayor, quizá todo lo contrario. 
Puede que esté enamorada, o que me haya desenamorado del mundo. 
Quien sabe. Este mundo es casi tan raro como lo soy yo. Y tan duro, tan feo... Y hermoso. 
No se si llorar de felicidad o de tristeza. 
Llorar porque estoy viva, o porque en realidad no vivo lo suficiente. 
Porque soy feliz, o porque intento convencerme a mí misma. 
Porque no comprendo este mundo, o porque este mundo no quiere comprenderme. 
En el equilibrio está la perfección. O eso dicen. Creo que comienzo a entenderlo. La forma en que el desorden se convierte en mi orden perfecto. El modo en que todo se desordena, el caos me invade, me despierta, me revive.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Small Grey Outline Pointer